La constitución de Argentina del de 1853 era la primera constitución la Argentina de, aprobada con la ayuda de los gobiernos del &mdash de las provincias ; sin embargo sin el de la provincia de Buenos Aires, que seguía separada de la confederación de Argentina hasta 1859, después de la modificación de varias modificaciones al constitution&mdash original; sancionado el mayo de 1853 por la convención constitucional recolectada en el Santa Fe, y promulgada por el jefe ejecutivo nacional Justo José de Urquiza del gobierno.

A pesar de un número de reformas de diversa importancia, la constitución 1853 sigue siendo substancialmente la base del sistema jurídico actual de Argentina.

El modelo, elaborado por los diputados constitucionales de las tentativas constitucionales precedentes y el trabajo pionero Juan Bautista Alberdi, ha sido la blanco de críticos repetidos; el mecanismo del modelo federal se ha opuesto, y su eficacia verdadera se ha preguntado para ser basada en experiencias extranjeras en vez de seguir la historia peculiar de Argentina, lejos diferente del colonialismo norteamericano por el británico. Sin embargo, la importancia histórica del proyecto constitucional ha sido indiscutible, y virtualmente todos los conflictos con respecto la teoría política y a la práctica en la Argentina moderna incluyen una referencia positiva o negativa en las consecuencias políticas de la constitución 1853.

Para la generación de '80, los colonos de las primeras convenciones liberales sobre la historiografía de Argentina, la constitución representaron un acto fundacional verdadero que rompió a gobierno largo Juan Manuel de Rosas . Los miembros de la generación de “80 elogiaron especialmente el hecho de que la constitución había establecido un régimen político liberal del estilo europeo. Sin embargo, cuando era sanciones, alguna de ellos stongly se habían opuesto a ellos. Para el UCR, de las tendencias del social-demócrata, la constitución representó un ideal político incumplido contra la generación oligárquica del gobierno de 1880s, perpetuada en energía con el fraude electoral . Al mismo tiempo, para los movimientos nacionalistas del vigésimo siglo, que criticó a convenciones liberales y elogió figura de Rosas”, la constitución había representado la renuncia de la identidad nacional hacia la ruina del liberalismo. En diversos frentes, el discursion sigue siendo abierto, y ha inspirado varios de los trabajos más importantes del pensamiento de Argentina.

Fondo

Proyectos constitucionales anteriores

El sistema legislativo que sería aceptado por el unió las provincias de la placa del río formada después de la revolución de mayo del virreinato de la placa del río, era una de las mayores preocupaciones después de la dimisión del virrey pasado; sin embargo la preocupación más urgente de tomar el control soberano eficaces contra las fuerzas reales españolas de resistencia en encendido un asimiento puesto confrontación armada extensa las decisiones de organización de la república, aunque mucho fue discutido y escrito en la materia que sería considerada más adelante.

La formación de la primera junta y de su continuación en la junta grande, que los delegados provinciales incluidos, dieron a testimonio de la división de intereses entre la ciudad Buenos Aires y las otras provincias sin mar. En parte, tal división existió ya durante épocas coloniales, cuando el puerto de Buenos Aires dio a ciudad el interés comercial lejos diferente del campo artesanal y agrícola.

Buenos Aires fue beneficiado del tráfico de las mercancías traídas por las naves Reino Unido, a el cual pagó con los impuestos recogidos de la exportación del &mdash de la producción agrícola del país; principalmente cuero y minerals&mdash crudos; las discrepancias entre los comerciantes que trajeron a mercancías industrializadas del Reino Unido y a productores de las provincias que no podrían competir con la energía industrial europea, conflictos diversos levantados durante el virreinato de la placa del río. Con la Declaración de Independencia en 1825, las primeras bases jurídicas tenían una característica marcada del Unitarian .

El primer proyecto a converger las tentativas sucesivas que definieron los diversos órganos del poder ejecutivo nacional en los primeros años de organización era la convocación en 1812 del general asamblea constituyente con el propósito de el dictado de la ley fundamental para la organización nacional. La asamblea de los 1813 recolectó el el 31 de enero de ese año, y funcionó por más de 2 años hasta 1815. Dictó las regulaciones para la administración, el estatuto para el poder ejecutivo, y promulgó varias normas de regla para la legislatura que sería funcionando los años siguientes. Pero la asamblea no podía dictar la constitución nacional; había 4 proyectos de la constitución, uno escrito por la sociedad patriótica, otro de la comisión assessorial señalada por el triunvirato segundo, y dos proyectos republicanos anónimos, introduciendo la división de energías del modelo de la Revolución Francesa, aunque aún fuerte centralist, delegando la mayor parte de la energía pública a las manos de un Poder Ejecutivo central con el asiento en Buenos Aires.

Esto, agregado a la ausencia de algunos diputados provinciales, previno un acuerdo en el tema. La carencia de definiciones de la asamblea después de dos años de deliberaciones era una de las discusiones para las cuales el Carlos María de Alvear propuso la creación de un régimen de una persona temporal, conocido como Directorio (dirección). La asamblea votó favorable, pero puesto que no tenía ninguna ayuda del control eficaz del civil y de las fuerzas militares él forzó la creación de un proyecto para el congreso de Tucumán de 1816.

La acción del congreso en ese sentido era limitada, aunque fructuoso en otros aspectos; declaró la independencia el el 9 de julio 1816, pero las deliberaciones con respecto a la forma de gobierno probaron más difícilmente. En ella lucharon los pensadores liberales comprometidos con un gobierno republicano, y ésos a favor de una monarquía constitucional . Entre el más adelante estaba el José de San Martín, que propuso establecer a un descendiente de los incas en el trono nacional. Los seguidores monárquicos lo demandaron imposible erigir una república sin instituciones históricamente desarrolladas, y eso formaría a gobierno inestable y débil, mientras que sus opositores señalaron la carencia de prejudicar heredados como una de las razones principales de intentar a un gobierno democrático.

El congreso tuvo que ser movido a Buenos Aires al principio de 1817 después de la amenaza de las fuerzas reales españolas que avanzaban sobre las partes norteñas del país; el 3 de diciembre de ese año que una regulación provisoria fue sancionada, aunque los delegados provinciales consideraba que la mudanza del congreso a Buenos Aires fue orientada para dar la presión sobre los miembros del Congreso para asegurar la ventaja de Porteño de Buenos Aires en el texto constitucional que concluía.

En 1819 estos miedos llegaron a ser verdades en el proyecto de la constitución de Argentina de 1819, caracterizada por un centralismo fuerte alrededor de Buenos Aires. El texto no hizo incluso a bordo del tema del método de elección del director del del estado, pero garantizado lo las capacidades amplias, incluyendo la designación de los gobiernos provinciales y las cabezas de la administración nacional.

El congreso también ordenó a San Martín y Manuel Belgrano volver al capital con sus ejércitos, defender la autoridad del directorio; pero ambos generales rechazaron seguir esas órdenes. San Martín detuvo a sus tropas en el Rancagua (actual Chile ) y dictó el acto del de Rancagua, para el cual él no hizo caso de la autoridad del directorio después de tales órdenes; Belgrano se comporta diferentemente, hecho un pacto con las fuerzas federales José Gervasio Artigas, mientras que el ejército norteño giró y poniéndose bajo órdenes del gobernador Córdoba . La tensión era finalmente se rompió en la batalla de Cepeda de 1820, cuando los tropes unidos de las provincias derrotaron el Rondeau de José del director. Como su resultado el tratado del Pilar fue firmado, estableciendo a un gobierno federal organizado en quien Buenos Aires sería una de las 13 provincias.

Aunque estuvo derrotado en combate, el idealismo unitario mantuvo vigoroso Buenos Aires. El Bernardino Rivadavia, ministro Martín Rodríguez del gobernador, reajustó el proyecto de la constitución de 1819 en términos más republicanos, y fue aprobado por la legislatura de Buenos Aires el 1 de septiembre de 1826, pero rechazado por el resto de las provincias. Los años siguientes representaron la declinación temporal del Unitarism y la subida de los caudillos provinciales estos consideró en el proyecto de la constitución una opción administrativa para desplazar la hegemonía de Buenos Aires; los gobernadores Juan Felipe Ibarra de Santiago del Estero, Mariano Fragueiro de Córdoba y Facundo Quiroga de Rioja del La impulsaron, al principio del 1830, crear a una asamblea representativa dirigida por Quiroga, que incluso utilizó las escrituras joven Juan Bautista Alberdi, a autor de las bases para la constitución 1853, para el proyecto.

Una primera tentativa del consentimiento fue alcanzada con el pacto federal de 1831, firmado por Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, a los cuales el resto de las provincias suscribiría eventual. La oposición principal a una asamblea constitucional era de Buenos Aires, con todo no de los ciudadanos que sabe leer y escribir y de los hombres de negocios unitarios, pero Juan Manuel de Rosas del caudillo de Buenos Aires que demandó era demasiado pronto sellar una constitución. El asesinato de Quiroga en el Barranca Yaco poner fin a la iniciativa de los caudillos del interior.

El pacto federal estipuló la formación de una Comisión representativa con el asiento en la ciudad Santa Fe, a la cual cada uno de las provincias suscritas enviaría a delegado con ciertas energías de la decisión, por ejemplo de la declaración de la guerra y de la paz, de la selección de las cabezas de los batallones, y de la voz en los temas nacionales de ser decidido por el congreso federativo, tal como el bossiness de la administración del país, interno y extranjero, y la gama de la independencia de cada provincia.

Muchos puntos del pacto federal nunca fueron seguidos; aunque es mencionado por la constitución 1853 como uno de los pactos preexistentes, no estaba en efecto durante la hegemonía de Rosas que insistió en la insuficiencia de una constitución prematura. Esta actitud se ponía de manifiesto en 1847 en que Alberdi, del exilio, invitó a los miembros del ambiente intelectual exiliada que colaboraran con Rosas para interceder para la constitución deseada. Rosas cosió para no hacer caso totalmente de la petición, pero otros caudillos federales, en el especial Justo José de Urquiza, prestarían la atención a ella.

El ambiente político en 1853

La constitución 1853 fue elaborada inmediatamente después de ser Buenos Aires derrotado en la batalla de Caseros que dejó el Justo José de Urquiza a cargo del negocio nacional. El el el 6 de abril Urquiza 1852 tenía una reunión con los planos de Vicente López y de los gobernadores de Buenos Aires, Juan Pujol de Corrientes, y los delegados de Santa Fe, eran él eran decididos pedir un congreso constitucional de conformidad con el pacto federal de 1831. La decisión de abrir al congreso en agosto del año siguiente fue comunicada al resto de las provincias.

Urquiza era consciente de la oposición fuerte dentro de la élite de Buenos Aires a su mandato y de cualquier tentativa de limitar la hegemonía de la ciudad portuaria sobre el resto del país. Para calmar esa oposición, Urquiza dio Pujol y el Santiago Derqui la asignación de elaborar un proyecto constitucional que sería menos áspero a los intereses de Porteño . El 5 de mayo él recolectó con algunos de los carácteres más influyentes del &mdash de Buenos Aires; entre cuál era Dalmacio Vélez Sársfield, Valentín Alsina, Tomás Guido y &mdash de Vicente Fidel López ; para proponer los para restablecer el proyecto constitucional de 1826 Rivadavia en el intercambio de ayuda para su autoridad delante del gobierno nacional, pero el proyecto fue rechazado.

Ocurrió el 29 de mayo la reunión definitiva con los delegados provinciales en el San Nicolás de los Arroyos . Las deliberaciones duraron para dos días antes de que firmaron el acuerdo de San Nicolás, que concedió la dirección provisional de la confederación a Urquiza, y fijaron la abertura de la convención constitucional para agosto, a el cual cada provincia enviaría 2 representantes. Además de las provincias que eran directo &mdash representado; Entre Ríos de Urquiza; Buenos Aires en planos de López y; Corrientes por el Benjamín Virasoro ; Santa Fe por el Domingo Crespo ; Mendoza por el Pascual Segura ; San Juan por el Nazario Benavides ; San Luis por el Pablo Lucero ; Santiago del Estero por el Manuel Taboada ; Tucumán por el Celedonio Gutiérrez ; y La Rioja por el &mdash de Vicente Bustos ; también adherido al Catamarca del tratado, que también señaló Urquiza como su representer, y Córdoba, Salta y Jujuy, que lo ratificaría más adelante.

La oposición de Buenos Aires reaccionada rápidamente, Alsina, inglete de Bartolomé, Vélez Sársfield y el Ireneo Portela enfrentaron los planos de López y, que consideraban tenían ideales demasiado cercanos a los de Urquiza, y el voto de los planos denunci de López y no tenía ninguna validez afirmando que él no tenía ninguna atribución para firmarla en el nombre del gobierno de Buenos Aires, y que el tratado comprometió las derechas de la provincia mientras que daba atribuciones despóticas a Urquiza. Los discusiones siguientes, conocidos como el Jornadas de Junio, concluyeron con la dimisión de los planos de López y el 23 de junio de 1852. La legislatura eligió el Pinto de Manuel para substituirlo, pero Urquiza hizo uso de las atribuciones dadas a él por el tratado para llamar una intervención federal que disolvió a legislatura provincial y restableció los planos de López y en su cabeza. Cuando los planos de López y dimitieron por una segunda vez, Urquiza asumió a gobierno de la provincia mismo, nombrando un estado encubre de 15 miembros como deliberación del órgano.

Urquiza controló personalmente a gobierno de la provincia hasta septiembre, cuando él dejó al Santa Fe para la convención constitucional junto con diputados elegidos el Salvador María del Carril y el Eduardo Lahitte, dejando el general José Miguel Galán como gobernador provisional.

, Junta con junta a inglete tres días más adelante el 11 de septiembre, Alsina y el Lorenzo Torres rebelaron contra las fuerzas de Galán, y restauraron a legislatura. El 22 de septiembre revocarían su adherencia al tratado, y rechazaron la autoridad de Urquiza. También enviaron el José María Paz para ampliar la rebelión a las provincias del interior, que lo hizo no tenido éxito, pero adquirieron cierta ayuda que evitó que Urquiza atacara directo la rebelión, y forzado le para negociar con los revolters, enviando el Federico Báez a Buenos Aires para ese propósito.

Buenos Aires llamó detrás a sus diputados de la asamblea constitucional, e incitó las otras provincias para hacer iguales. Dado la negativa de los gobiernos de las otras provincias para cancelar la asamblea, el inglete de Alsina y frustrado para debilitar la posición y la energía de Urquiza, y fuerzas enviadas de atacar las provincias de Entre Ríos, de Santa Fe y de Córdoba. El 21 de noviembre un ejército bajo comando Juan Madariaga intentó asumir el control la ciudad del Uruguay de Concepción, pero fue rechazado por las fuerzas Ricardo López Jordán, que informaron rápidamente a Urquiza la situación. También Paz no podría avanzar sobre Santa Fe, y el inglete no tuvo éxito en el convencimiento del gobernador Pujol de Corrientes atacar Entre Ríos, porque Pujol ensambló Urquiza.

Sin los representantes de Buenos Aires pero con la ayuda de el resto de provincias, la convención constitucional comenzó sus sesiones en noviembre de 1852.

Los delegados constitucionales

El acuerdo de San Nicolás estableció una representación equalitarian para todas las provincias de la confederación, con dos delegados para cada uno. Éste era uno de los puntos de la ruptura con el Buenos Aires, poblada más de todas las provincias, que fingieron una asignación de los números a de los delegados proporcional a la población de las provincias. Tal esquema habría tenido Buenos Aires concedido 18 delegados, poco brevemente de alcanzar de su propio quórum .

Las diferencias entre las provincias dieron lugar a una variedad de perfiles de los delegados, cuyo muchas no tenían ninguna educación en ley, tal como religioso militar y literates. Algunas de ellas también habían estado en exilio durante el gobierno de Rosas, mientras que otras tenían actividad política en ese período. Estas diferencias traducirían en discrepancias, tales como la postura religiosa de la constitución, y la posición respecto al problema de la hegemonía de Buenos Aires.

Después Salvador María del Carril y Eduardo Lahitte había dejado a asamblea como ordenado por el gobierno de Buenos Aires instalado después de la rebelión, era el miembro de la convención constitucional:

Elaboración del texto constitucional

El Ferré compuso a la comisión a cargo de la redacción para el proyecto el Leiva, el Gutiérrez, el Gorostiaga, el Colodrero y.

Aunque la mayoría de las provincias tenían ya su propia constitución que se habría podido utilizar como modelo, éstos fueron juzgados incómodos para la organización nacional, porque siguieron un modelo centralizado mientras que los delegados procuraron una organización federal .

Los modelos a seguir eran las pocas constituciones disponibles: la constitución Estados Unidos de 1787, la constitución española de 1812, la constitución Suiza de 1832, las leyes federales chilenas de 1826 y constitución política de 1833, y las constituciones republicanas de Francia 1793 y 1848, pero también en el trabajo Juan Bautista Alberdi, exiliado en Chile, que había enviado meses antes de un proyecto de la constitución a Juan María Gutiérrez, y en constitución unitaria de s de Rivadavia federal 'de 1826, que fue adaptado a la forma, pero también mantenido varias piezas sin tocar.

Gutiérrez y Gorostiaga, parte de la Comisión constitucional del negocio, estaban a cargo de la redacción del delantera-proyecto. Gutiérrez tenía ya parte de él a través de correspondencia con Alberdi, a el cual él sugirió para incluir a la segunda edición de sus bases del un proyecto desarrollado, para facilitar el trabajo constitucional; el trabajo principal estaba en las manos de Gorostiaga, que funcionaron en él del 25 de diciembre a los mediados de febrero. Gorostiaga consultó la constitución de los Estados Unidos, de un pobre pero solamente de la traducción disponible de militar venezolano Manuel García de Sena, el trabajo de Alberdi, y principalmente la constitución de 1826. Del más adelante él tomó las secciones en las garantías individuales, la composición del legislativo, y la capacidad del poder ejecutivo.

Una vez que estuvo acabado el proyecto encontró la resistencia dentro de la comisión por Leiva, Díaz Colodrero y Ferré, particularmente en el estado de la iglesia católica dentro del estado, y la posición de la ciudad de Buenos Aires.

La composición de la comisión a cargo de la redacción del texto, no no mismo representante de la asamblea entera, tuvo que ser modificada en la sesión del 23 de febrero para dejar el proyecto moverse remite, aunque había un retardo de dos meses de debido a la situación política. El 9 de marzo Ferré y Zuviría, que habían sido enviados para negociar con el girado Porteños hicieron un pacto la reinstitución de los diputados de Buenos Aires a la convención, con una representación según la población. Las negociaciones no acabaron sin embargo positivamente, y después de que una espera larga las sesiones fuera recomenzada el 15 de abril por requerimiento por Urquiza, que fingió tener el texto completo por mayo.

La semejanza del texto constitucional con el de Estados Unidos no fue acogida con satisfacción por todos los miembros del Congreso; Zuviría leyó en la inauguración de las sesiones del 20 de abril un amplio discurso contra el uso indistinto de principios extranjeros a un país cuya organización, él dijo, no habituated a él. Él propuso en lugar de otro hacer un estudio de instituciones locales y utilizarlo como base. Junto con el fraile Pérez, Centeno y Díaz Colodrero, eran las únicas a votar contra el delantera-proyecto. El resto de los miembros del Congreso, por razones ideológicas o para la urgencia política de establecer una constitución nacional, decidida para apoyar la iniciativa de la comisión; el texto sería resuelto en los diez días siguientes.

El boicoteo comenzó por el Porteños restableció un conflicto ya tradicional entre el Buenos Aires y las otras provincias, afiladas por la mano fuerte de Rosas que había gobernado el país que favorecía los porteños. Una de las ediciones más polémicas era los impuestos de las aduanas, que — siendo Buenos Aires el puerto principal de las profundo-aguas del país y el único con el tráfico activo de mercancías con el &mdash de Europa ; fueron recogidos casi enteramente en esa ciudad.

La negación de compartir esos beneficios para las finanzas del nacional había sido siempre una de la cuestión principal de controversia entre Urquiza y la oligarquía de Buenos Aires; al mismo tiempo enfrentó los intereses de los hombres de negocios de la ciudad, de los partidarios de un comercio liberal, y de las industrias del artesano y pequeñas del interior, que sin ninguna clase de restricciones de la protección o de las importaciones no podría competir y convertirse.

La mayor parte de los delegados constitucionales, pero especialmente Gorostiaga y Gutiérrez, impulsados favorecer las medidas para acabar con la hegemonía de la ciudad portuaria, que federaliza el territorio de la ciudad de Buenos Aires, y separándolo esa manera de los intereses de la provincia de Buenos Aires. Al mismo tiempo un grupo moderado, dirigido por el Zuviría y Roque Gondra, consideraba tal federalización no sería conveniente, porque trastornaría los porteños y anularía cualquier tentativa de la negociación pacífico al reincorporate él a la confederación. La fracción principal afirmó que la oportunidad de exponer sus razones había sido rechazada ya cuando Buenos Aires retiró sus representantes, y que la voluntad constitucional no vacillate para tomar los brazos contra el muy capital eran él necesario para el bienestar del país futuro.

Después de negociaciones arduas llegaron a una solución de compromiso, en la cual Buenos Aires fue hecho capital por el 3ro artículo, pero atado a una ley especial, aprobada junto con la constitución, para facilitar una modificación futura posible. Sin embargo, la afirmación de la soberanía de la convención sobre los territorios de Buenos Aires y de la provincia de Buenos Aires fue hecha explícita en varios artículos, incluyendo los 3ro, los 32dos, los 34tos, y los 42.o artículo indica la elección de senadores y de diputados también para el capital (distrito federal), la 64.a estipuladas para el congreso nacional la exclusividad de la legislación en el territorio del capital federal, la 83.a concedido al presidente de la nación el control sobre el capital, y la 91.a indicada allí la residencia del Tribunal Supremo nacional. La ley para un capital federal finalmente fue aprobada con las prescripciones para el caso de no poder fijar inmediatamente el capital en Buenos Aires, según lo sucedido de hecho.

Otra edición problemática era el libertad, a las cuales un grupo de algunos influente delega sin embargo opuesto firmemente, dirigido por Centeno, Pérez, y apoyado fuerte por Zuviría, Leiva y Díaz Colodrero. Las discusiones de la discusión se extendieron de theologic-jurídico, para las cuales Centeno afirmó la libertad de culto para ser un derecho natural, al pragmático-histórico, con Díaz Colodrero y Ferré indicando que la existencia de otros cultos podría irritar a la gente y fomentar la aparición de los nuevos caudillos que afirmarían en la oposición a la constitución.

En el contrario, esos influenciados más por el Alberdi y las ideas de la generación de 1837 abogada por para la libertad de cultos, señalándola favorecerían la inmigración a la Argentina, simplificarían las relaciones con el otro &mdash de los estados; por ejemplo el tratado con el Reino Unido en 1925— y que la conciencia no era una cuestión de legislación sino de actos públicos.

El sector liberal prevaleció 13 contra 5, pero la discusión fue arrastrada abajo a la abolición de los estatutos religiosos del privilegio; la obligación de profesar la religión católica para todos los funcionarios del estado; y la conversión de los nativos americanos . Finalmente era decidido que solamente el presidente tuvo que ser católico, condiciona que fue sostenido hasta la reforma constitucional de 1994.

La constitución

El texto final consistió en un preámbulo y 107 artículos, organizados en dos porciones: uno en las derechas de los habitantes, y uno en la organización del gobierno.

El preámbulo fue destinado para afirmar la legitimación de la constitución, sintetizando el programa legislativo y político de los delegados convencionales. A las dudas claras en sus intereses recordó que el dictado de la constitución siguió los pactos preexistentes suscritos por las autoridades provinciales; afirmó el proyecto de garantizar la unidad y la paz interna y la formación de un frente común hacia el resto del mundo; indicó el objetivo de poblar el territorio que mencionaba el todos los hombres en el mundo que desean habitar la tierra de Argentina; y autoridad de dios invocado en una forma aceptable por las personas religiosas y por los deístas ilustrados

Declaraciones, las derechas y garantías

Los 31 artículos de la primera parte, titulados Declaraciones, Derechos y Garantías, establecido el fundamento del régimen político; está en esta sección de la cual la diferencia con la constitución 1826 sea la más visible. Introdujo formalmente la división de las energías del sistema republicano, de la representación política y del federalismo ; fijó el establecimiento de un capital federal ; la autoridad de cada provincia para dictar su propia constitución y su autonomía en ediciones internas excepto en casos de la insurrección o del ataque extranjero; la unidad política, judicial y de las aduanas del país; y el derecho fundamental de los ciudadanos.

Después de las disposiciones de la asamblea de 1813 que decretaron la ley de las matrices, la constitución suprimió la esclavitud y los títulos de la nobleza que fijaban la igualdad jurídica. La protección de la ley extendió a todos los habitantes del país, no sólo a los ciudadanos, para fomentar la inmigración; el artículo vigésimo la expresó implícito, y el 25to declaró la promoción oficial de la inmigración.

Las derechas expreso reconocidas fueron recolectadas principalmente en el artículo 14to, de que instituyeron la libertad de trabajo, navegación, comercio, residencia y el viajar, prensa, asociación, culto, educación y petición a las autoridades. Otros artículos también detallaron la protección de la propiedad privada, la inviolabilidad del domicilio, persona y correo, y la libertad total en materias privadas.

La varia declaración de la primera parte fue relacionada directo con las finanzas nacionales, y con desafiar el predominio naval de Buenos Aires. El 4to artículo nacionalizó la renta de impuestos de la aduana, la 9na y la 10ma reservadas al gobierno federal a la carga de las derechas y de las aduanas internas eliminadas, y el 11mo, el 12mo y el vigésimo sexto declararon la libertad de tránsito.

El artículo 29, finalmente, transmitió las disposiciones constitucionales de la historia reciente, prohibiendo la concesión del la suma de la energía pública a cualquier funcionario, qué había permitido que Rosas alcanzara y que sostuviera a su segundo gobierno.

Organización del gobierno

Según el sistema republicano, los 76 artículos de la segunda parte establecieron a división del gobierno en tres energías independientes: el legislativo, ejecutivo y judicial. Solamente los 7 breves artículos pasados fueron dedicados a la organización de los gobiernos provinciales, pues eran colocar su propia organización interna dictados por su propia constitución.

Energía legislativa

Los artículos 32dos a 63.os contienen las disposiciones relacionadas con la energía legislativa. Su cabeza es el congreso de Argentina integrado por un senado, integrado por los representantes de las provincias y del capital; y un compartimiento de los diputados, de que representa directo a gente de Argentina.

En proyecto de s de Alberdi el 'fue indicado explícitamente que cada diputado representaría una entidad política que lo había elegido — la provincia o el capital— y no no incluyeron a la gente directo, sino esta parte en el texto final de la constitución 1853.

Elegirían a los senadores equitativo, dos para cada las provincias y el capital, con la capacidad de un voto cada uno. Asignarían los diputados, por una parte, proporcional al número de habitantes de la provincia o del capital, considerados para los distritos electorales de esta materia. La constitución no reconoció sin embargo de ninguna manera la existencia de partidos políticos, mucho probable ocurrir en el borde de las organizaciones políticas del país.

Las incompatibilidades dentro del ejercicio de la función legislativa extendieron a las funciones regulares de la sacerdocio el — debido al voto de la obediencia que liga a clérigos a su &mdash de los superiores; y la actividad en el poder ejecutivo, como el ministerio o cualquier otro coloca igualmente, a menos que autorización especial. La constitución expreso dictó que la función legislativa debe ser remunerada.

¡ SE al extendían ejercicio Sacerdocio regular, superiores del sus de la estafa del clero del al de los vínculos del que de obediencia del norma de en vista de la, ejecutivo del poder del EL del en del empleo del al de y, cargo del otro del en del ministro o del como, autorización del legislativa del en el ejercicio de la función de los incompatibilidades de Las de la salvedad especial. Remunerada del ser del debería del legislativa del tarea del la del que del expresamente del dictaba del constitución del La. -->

Para evitar la influencia del poder ejecutivo en la actividad legislativa del congreso, concedieron inmunidad de la interrogación judicial en los temas conectados con su actividad, y no podrían ser arrestados los legisladores a menos que en el delicto del flagrante; solamente el congreso sí mismo podría revocar tales privilegios y permitir que la investigación tome curso de un juez competente.

Solamente los compartimientos ellos mismos podían tomar decisiones en la elección, las derechas y los títulos de sus propios miembros; eran elaborar las regulaciones internas y sancionar malas conductas de sus miembros. Para las sesiones, fue requerido para que los compartimientos cuenten con un quórum mínimo de la mayoría absoluta, aunque una sesión con un número más pequeño de miembros tenía la derecha de obligar la presencia del ausente. Requirieron a una mayoría más amplia para las reformas constitucionales y de la regulación. Los compartimientos tenían la energía de preguntar a los ministros del poder ejecutivo, convocándolos para presentar en ellos.

Ambos compartimientos tenían iniciativa del uno mismo en materias legislaturas, con algunas excepciones. La aprobación de proyectos tuvo que ocurrir por separado en ambos compartimientos; las correcciones y enmiendan por uno de los compartimientos tuvieron que ser tomadas de nuevo al compartimiento del origen para una nueva votación, mientras que el rechazamiento del proyecto por uno de los compartimientos lo forzó para ser archivado para el resto del año. Leyes aprobadas donde dado al poder ejecutivo para su promulgación; aunque podrían ser revisadas haciendo uso de su co-legislativo accionar. Sin embargo, si menos dos tercios de los miembros de cada compartimiento insistió en la aprobación de la ley, el poder ejecutivo tuvo que poderosamente promulgarla. En la redacción de la ley, el " del de la frase; El senado y el compartimiento de los diputados de la confederación unieron en la sanción del congreso como " de la ley…; era poderoso en la redacción de leyes.

Las sesiones ordinarias del congreso, recolectadas excepcionalmente en un solo compartimiento llamaron el la asamblea legislativa, ocurrieron del 1 de mayo al 30 de septiembre, y comenzaron con la presencia del presidente de la nación. Las sesiones preparatorias incorporan a miembros elegidos, mientras que las sesiones de la prórroga son llamadas por el compartimiento sí mismo o el presidente para concluir la materia inconclusa en el extremo del ciclo ordinario. ¡ Comprende la incorporación de los electos, presidente del EL del cámara o del propia del la del dispone de los las de y las de prórroga, ordinario finalizar de los preparatorias de figura de las sesiones del La de al cierre del ciclo de los inconclusos de los temas de para los. --> El presidente puede también llamar a las sesiones extraordinarias sobre una cuestión urgente durante el período de hendidura.

Compartimiento de diputados
El número de diputados fue fijado a uno por 20.000 habitantes, o a la fracción no más no pequeño que 10.000; expreso fue autorizado que estas figuras serían ajustadas por el congreso después de cada censo nacional, aunque la relación podría ser incrementada solamente.

Una cláusula transitoria del 34to artículo indicó a mínimo de dos diputados por provincia independiente de su población; asignó a la ciudad de Buenos Aires, a la provincia de Buenos Aires y a diputados de la provincia seises de Córdoba, cuatro a las provincias Corrientes y Santiago del Estero, tres al Tucumán, al Salta, al Catamarca y al Mendoza, y a dos al Santa Fe, al San Juan, al Entre Ríos, a la provincia de Rioja del La, al San Luis y al Jujuy . Debido a la ausencia de los representantes de la ciudad de Buenos Aires hasta 1866, el compartimiento tenía solamente 38 diputados.

Para calificar para el compartimiento, los candidatos tuvieron que ser por lo menos 25 años y ser ciudadanos de Argentina por lo menos cuatro años. No agregaron a los candidatos exigentes de la cláusula a nacer o a residir estable en la provincia para representar hasta la reforma de 1860. El asunto de De Ángelis de los candidatos exigentes para practicar una profesión liberal o para poseer tierras finalmente fue rechazado. ¡ ¿cuál es un profesión liberal del ???
¿Quién es De Ángelis?? -->

El mandato de los diputados era dura por cuatro años, con la posibilidad de la reelección; la renovación del compartimiento ocurriría por mitades cada 2 años; una disposición transitoria fijó un bastidor de porciones para elegir a los diputados que tendrían que salir de sus asientos después de dos años en el primer ciclo de elecciones; qué tuvo que ser repetida en otros momentos de la historia de Argentina, cuando a gobiernos militares disolvió al congreso nacional en varias ocasiones durante el vigésimo siglo.

La elección de los diputados según la constitución tuvo que ser " hecho del ; por la pluralidad simple de suffrages" . La interpretación de esta frase ambigua era fuente de conflictos posteriores, pero hasta que predominaran 1912 la doctrina que concedió el partido con la mayoría o la primera minoría de votos señaló la totalidad de los diputados para su jurisdicción legislativa.

Leyes posteriores establecieron un sistema uninominal de bycircumscriptions de los votos, tales como la ley 4161/02 del " del ; suffrage" restricto; ; la ley 8871/12 o ley de Sáenz Peña para las cuales la mayoría o la primera minoría tendría dos tercios de los asientos, dando el resto al partido votado siguiente; la ley 14032/51 eso instaló otra vez un sistema uninominal, y finalmente el sistema proporcional de D'Hont . ¡

El compartimiento de diputados tenía la energía exclusiva de la iniciativa en leyes con respecto al reclutamiento y reclutamiento de las compañías, los impuestos, y trabajaría como querellante durante las acusaciones contra las autoridades de la energía tres de las naciones y de los gobernadores provinciales, en los cuales el senado actuaría como la corte. Para aprobar un ensayo político, dos tercios del compartimiento de diputados tuvieron que estar de acuerdo con la petición presentada por uno de sus miembros.

El senado
La elección de los senadores, representantes de las entidades provinciales, correspondió a las legislaturas creadas por los gobiernos provinciales, así como la del distrito federal de la ciudad de Buenos Aires. El proceso electoral era similar a el que está para la elección presidencial, a través de un colegio electoral compuesto por los electores votados directo por la gente. La duración del mandato senatorial fue fijada a nueve años, con la posibilidad de reelecciones ilimitadas, renovando el compartimiento por terceros cada 3 años. El senado sostendría dos representantes de cada provincia, sin importar su población; hasta 1860 26 senadores de las 13 provincias excepto la ciudad de la provincia de Buenos Aires y de Buenos Aires, conformada el compartimiento.

Los requisitos para los candidatos senatoriales donde 30 años de edad y seis años de ciudadanía de Argentina; el requisito de ser llevado o del residente por lo menos 2 años en la jurisdicción electoral sería agregado en la reforma constitucional 1860. Fue exigido un alquiler anual de 2.000 fuertes, qué de los Pesos algo calcula para ser equivalente a 3.3 kilogramos de oro, qué se convirtió en una edición discutida pesadamente; aunque era finalmente aprobado, la carencia de fondos a apoyado condujo eventual a su perdón. la presidencia del senado correspondió al vice presidente de la confederación, que podría votar solamente en caso de un lazo.

Esta organización, a pesar oligárquico característico del alquiler mínimo, diferenció grandemente en el proyecto unitario de 1819, que estipuló un senador por provincia y tres para las fuerzas armadas de arma, tres para la iglesia católica, de uno para cada universidad, y de los directores supremos anteriores de la confederación después del acabamiento de sus mandatos. Él proyecto de s de Alberdi un asemejado mucho más cercano 'de un senador por provincia con un substituto.

El senado tenía capacidad exclusiva en las iniciativas de la reforma constitucional, y la función judicial durante un ensayo político. Aunque no compartió con el presidente de la nación, como en la constitución de los Estados Unidos en las cuales la Argentina una fue inspirada fuerte, las facultades de políticas extranjeras, el presidente necesitaron la aprobación de senado para declarar el cerco y para salir del distrito federal. Debía también ser consultado en la designación de los ministros del Tribunal Supremo y los tribunales federales, los ministros nacionales, y las posiciones más altas de las fuerzas armadas de arma y de los representantes al Vatican .

Ejercicio transitorio de la energía legislativa
Las primeras leyes creadas bajo uso de la constitución no fueron dictadas por el congreso sino por la convención constitucional sí mismo, para a la cual el acuerdo de San Nicolás autorizó. Entre esas leyes donde el de la federalización de Buenos Aires, los impuestos de encargo, la navegabilidad libre y el estatuto de haciendas.

El poder ejecutivo

Los artículos 71 a 90 contuvieron las estipulaciones relacionadas con el poder ejecutivo. Su control sería relais en una sola persona con el título del " Presidente de la Argentina Confederation". Tenía también un vice presidente elegido junto con el presidente, que hizo el jefe de la energía en caso de ausencia, de la incompetencia o de la dimisión del presidente.

Los requisitos para los candidatos a la presidencia eran similares a ésos para el senado, con las condiciones adicionales de ser ciudadanos de Argentina o niño nativos de un ciudadano nativo, y practican la religión católica. El mandato presidencial duraría seis años sin la posibilidad de la reelección hasta que un período presidencial del agujero hubiera sido ocurrido, y bajo ningunas circunstancias podría el mandato extender por más de seis años desde la fecha original de la asunción de la posición.

El procedimiento para la elección presidencial era indirecto; el electorado de cada provincia elegiría a un número de delegados iguales dos veces al número de diputados y de senadores a que esa provincia podría elegir. Los electores de cada provincia darían su voto discrecional para el candidato de su preferencia, y enviarían una copia estampada de la resolución de la asamblea electoral provincial al senado. Recibió una vez todas las listas, la asamblea legislativa nacional elegiría inmediatamente por el sufragio plural entre dos la mayoría de los candidatos de los votos, o más en caso de un lazo entre los segundos lugares. En caso de no tener un candidato con una mayoría absoluta en el primer caso, un Ballotage ocurriría entre los dos candidatos votados. El quórum para esta segunda elección era tres cuartos de los miembros del Congreso.

Según el primer incidir del 90.o artículo, el presidente era la autoridad suprema de la confederación en qué fue llamada un régimen del presidentialist del : el presidente no necesita contestar para su a acciones a ninguna autoridad superior, dentro de la marca dada por la constitución, e hizo no required de la aprobación del congreso para el ejercicio de las atribuciones competentes. Él era también el jefe de las fuerzas armadas de arma, y el jefe del poder ejecutivo de la ciudad señaló el capital federal de la nación.

El presidente tenía también energías co-legislativas: además de promulgationand la sanción de leyes dictó por el congreso, incluyendo la facultad de veto, el presidente estaba a cargo de la expedición de las regulaciones apropiadas para el uso de la ley, llamado los decretos respetando sin embargo el alcohol de la originalidad de la ley. La firma de tratados con otros estados fue suscrita exclusivamente al presidente, así como la decisión del siguiente o no los documentos emitidos por el pontífice católico supremo

Con la autoridad en política extranjera, el presidente está a cargo de nombrar a los embajadores y a otros ministros a cargo de la negociación con las instituciones extranjeras; la designación de los jefes de las embajadas requeridas de &mdash senatorial del acuerdo; otra muestra de la influencia de la constitución del &mdash de Estados Unidos; pero podía decidir de las posiciones más bajas sin la interferencia del senado.

Por lo tanto, el presidente estaba la autoridad a cargo del negocio militar; capaz de ordenar al ejército, señalar a sus oficiales — con el acuerdo del senado para el &mdash de filas más altas; pedir los desfiles, minerales mezclados de la carta, declarando la guerra o el cerco en caso de un ataque extranjero.

Con respecto a la energía judicial, incumbía al presidente para señalar a los jueces de los tribunales federales, pero con el acuerdo del senado; el presidente hizo también la facultad de pardoning condenar para los crímenes de la jurisdicción federal, excepto en casos del ensayo político. El presidente no tenía la capacidad de imponer convicciones, sino podría decretar el — en caso de siege— detención temporal o transferencia impuesta de personas, a menos que éstos preferred abandonar el territorio nacional. Sin el consentimiento del congreso, estas medidas se convirtieron en diez días vacíos después de ser dictado.

Como responsable de la administración nacional, el presidente estaba a cargo de la colección del alquiler nacional y de su distribución, dentro de la marca de la ley del presupuesto público; el presidente tenía también la facultad para conceder licencias, y a investigar en cualquier materia de la administración nacional.

La constitución establecida como cinco ministerios, para los cuales el presidente podría elegir a sus ministros; este los ministerios estaban de asuntos domésticos, las relaciones extranjeras, economía, justicia, instrucción del culto y del público (educación), y guerra y marina de guerra. El referéndum ministerial era necesario para los decretos de gobierno. Obligaron a los ministros también a dar informes al congreso en la abertura de las sesiones, cuyo podrían también participar, aunque sin la derecha del voto para evitar la incompatibilidad con el ejercicio de la energía legislativa.

Energía judicial

La organización de la energía judicial comprende los artículos 91 a 100; dado su longitud corta a las partes importantes de sus definiciones y la forma de organización fue establecido por la energía legislativa en las sesiones del congreso, refiriéndose la mayor parte de al texto constitucional a la organización y a las atribuciones del Tribunal Supremo nacional .

La energía judicial estaba integralmente bajo control del Tribunal Supremo y de los tribunales inferiores para las materias constitucionales, relacionados con las leyes federales, los tratados internacionales, o la jurisdicción marítima. Fue indicado explícitamente que el presidente no podría tener ningún conocimiento del paradero judicial. También a los tribunales federales las materias entre los agentes de diversas provincias, de que implicaron a diplomatas extranjeros, o a los en quienes el gobierno de una provincia o de la confederación sí mismo participó. Las materias que implicaban diplomatas, provincias o energías de los gobiernos provinciales eran solamente capacidad del Tribunal Supremo.

La constitución estipuló las regulaciones para los juicios con jurado para las materias penales; con todo los procedimientos nunca fueron regulados, y sus restos de la puesta en práctica pendientes incluso en la constitución actual de Argentina, que todavía conserva esta redacción.

El único crimen que los detalles de la constitución son el de la traición contra la confederación, definido como " del ; Para tomar los brazos contra la confederación, o ensamblar a sus enemigos que los proporcionan ayuda o assistance" . El castigo debía ser decidido por el congreso, y fue prohibido para imponer sanciones a otras que el autor.

El Tribunal Supremo
El Tribunal de Justicia supremo fue compuesto por un tribunal de 9 jueces, y dos querellantes. Su asiento estaría en el capital federal. Fue exigido para el jefe del ministerio de la justicia para ser abogado con por lo menos ocho años de experiencia, así como los requisitos de los candidatos al senado. El ministro llevaría juramento el presidente del &mdash de la corte; excepcionalmente al presidente de la confederación en su conformation— y eran unremovable excepto de casos de la mala conducta. La remuneración para la posición sería fijada por la ley, pero no se podía reducir mientras que en funciones. La corte estaría a cargo de la determinación de sus propias regulaciones.

El Tribunal Supremo definido por la constitución de 1853 nunca se convirtió en realidad, aunque Urquiza señalado en 1854 sus miembros, entre quienes estaban el Facundo Zuviría y el Martín Zapata . Después de que la reforma de 1860, el número de sus miembros debiera ser decidida por Law del congreso algo que constitucional siendo fijado.

El gobierno de las provincias

Los siete artículos pasados de la constitución detallan el régimen de los gobiernos provinciales. Su organización fue atada solamente a las estipulaciones de las constituciones provinciales, independiente del gobierno federal.

Al mismo tiempo, conservaron todas las atribuciones que la constitución nacional expreso no había dado a gobierno federal. Entre éstos estaban la legislación sobre comercio y la navegación; las imposiciones de las aduanas o las derechas del peso; emisión de la moneda a menos que delegación del gobierno central; el establecimiento de códigos civiles, del comercio, penales y de la explotación minera; legislación de la ciudadanía; reunión de las compañías de la guerra; y la impulsión directa con los estados extranjeros, incluyendo el Vatican.

Las acciones de la guerra entre las provincias o entre una provincia y el estado federal eran ilegítimas, y tales conflictos debían ser solucionados por el Tribunal de Justicia supremo. Las provincias expreso fueron autorizadas para promover, dentro de la legislación federal, el desarrollo de sus propios territorios.

El régimen resultante era marcado federal; era aquélla de las razones principales por las cuales Buenos Aires rechazó suscribir a ella, rechazando para conseguir en el nivel de lo que calificó el legislativo Porteños burlonamente las chozas del trece (para las trece provincias). La incorporación de Buenos Aires a la confederación requirió la suspensión de la constitución y la dimisión de las derechas de encargo. Esto implicó que durante décadas el presidente de la nación tuvo que tolerar el gobernador de Buenos Aires, que era el jefe directo de la administración de los alrededores, qué medio que la energía presidencial hizo frente a menudo a una pared de la burocracia.

La federalización de Buenos Aires no ocurrió con eficacia hasta 1880, cuando la liga de los gobernadores, dirigida por el Julio Argentino Roca, finalmente lo impuso por el uso de brazos, contra el inglete de Bartolomé de Porteño . Sin embargo, para ese punto las oligarquías provinciales habían adoptado ya un perfil similar a el de sus contrapartes unitarias, con el desarrollo del modelo de exportaciones agrícolas, y la formación de extenso Latifundios (estados grandes) que controlaría la economía nacional durante las cinco décadas siguientes. La posibilidad de desarrollar los modelos de las energías provinciales diferentes a la de Buenos Aires fue ida, y con ella el federalismo eficaz de la constitución.

Constitución 1853 y la historia política de Argentina

Aunque la constitución 1853 era un paso fundamental hacia la unidad del país, siendo rechazado por Buenos Aires, y preguntado por algunos de los delegados constitucionales más tradicionalistas, la historia que siguió le dio el — como con todo el moments&mdash simbólicamente fundacional; una importancia que no lo hace corresponde necesario con el impacto que tenía en aquel momento. Los delegados constitucionales eran conscientes de este hecho; El Zuviría, en su discurso que seguía la declaración original dijo el " del ; Usted acaba de ejercitar la mayoría del sepulcro, más solemne, el acto más sublime que se da a un hombre en su " de la vida moral ;. El más grandes prise cayeron en el Sarmiento y sus contemporáneos, que consideraron en la adopción del federalismo una muestra victoriosa de sus principios liberales. ¡ Contrapartida del por del también del valió de Les, oposición del en un mostrado del había de Rosas del que del oposición del pertinaz del la del la de sanción de una Constitución del durante del su un mandato largo. --> ¡ Cuando el &mdash histórico del revisionismo; criticando la devastación de la industria nacional, prosperar de estados grandes, y resultar interno del colonialismo del liberal diplomático de la generación de 'de &mdash 80 ; revisó los orígenes del texto constitucional, él refirió a la misma idea general de los criterios pero en un sentido inverso. Sarmiento y Roca describen la constitución como medio de modernizar el país con comercio libre, la inmigración europea, la abolición de direcciones políticas provinciales, y la dislocación de las culturas tradicionales heredadas España y adaptadas durante siglos a las particularidades locales. Por una parte, las revisionistas ven en esa constitución los medios de la destrucción del &mdash de la identidad nacional; debido a la destrucción de la industria nacional por la capacidad desigual con la capacidad británica de la fabricación, a la dislocación de poblaciones de sus propias tierras y manera de vivo por las ondas de la inmigración y de la turbulencia social y económica consiguiente, y a la restricción de la representación política a los bourgeoises que sabe leer y escribir y mercantiles.

Ambas alternativas adoptan la misma estructura, expuesta con retórico magistral en la exhortación de Sarmiento: Civilización o barbarismo del . Las revisionistas no acaban de revisar la historia que limitaba para señalar el carácter bárbaro del de la civilización del de Sarmiento: fundado en la dislocación de los aboriginals, el sacrificio masivo de los gauchos y los morenos reclutaron para las guerras sucesivas la alianza triple, y la conquista del desierto, la acumulación brutal de tierras para la formación de los latifundios del o de estados grandes para la exportación agrícola, la destrucción de la industria nacional emergente y el fraude electoral sistemático.

El José María Rosa del historiador precisó el juego lingüístico del lema:

" &mdash de la civilización; relacionado con nuestro city—, era entendido en un sentido opuesto: en fecha los extranjeros; considerando que &mdash del barbarismo; de los bárbaros del, ése es foreigners— significado, en la lengua liberal, el la Argentina en la contraposición al el europeo. "
J. Rosa, Análisis de la dependencia la Argentina del
, IV: 36

Autores posteriores, algunos de ellos cerca del revisionismo, sin embargo han precisado que aceptando la oposición de sus términos generales, el revisionismo perdió la oportunidad de evaluar de nuevo la oposición en la cual se basa: los bourgeoises liberales de Porteño y el de los capitales de provincia en un lado, y la población rural semialfabetizada en el otro. El Unitarian del cuida el &mdash de ; Rivadavia, Echeverría, Alberdi— representaría la primera opción, cuyos de penachos fluiría la constitución; el &mdash federal de los caudillos ; Quiroga, Güemes, &mdash de Rosas ; el segundo, renuente fijar unos y para todos los enlaces políticos.

Para estos autores, la alternativa refleja uno de los choques con eficacia existentes en la Argentina diplomática de ese tiempo: entre las clases ilustradas, basadas en los principios de la derecha teórica de la tradición europea milenaria; y los líderes provinciales pragmáticos, hombres de acción algo que teoría. Dado el intelectual ambiente del momento, adentro con los ideólogos de los revolutionists franceses había dado el lugar al positivismo illumining, era natural que el pensamiento del primer se inclinó para la defensa de la orden liberal, en la cual la abolición de los límites históricos y tradicionales dio adentro por una nueva era de cooperación entre la gente. El mercado libre llevaría a una especialización de los países en sus áreas de la ventaja comparativa, dando por resultado la mejora común. La interpretación que las revisionistas hacen de esta postura en términos de &mdash directo del interés personal; el burgués ilustrado era al mismo tiempo sostenedor del capital comercial del porteño, de que beneficiado directo de la importación de mercancías; en varios casos la mano visible del de cónsules y de delegados del negocio británico colaboró con el invisible en el mercado, estableciendo tratados y ofreciendo la ayuda a los elementos político más favorecer al interés comercial su majestad del &mdash de Reino Unido ; resultados en una visión verdadera, aunque naif. El interpretations&mdash marxista ; eso aunque está centrada en la explicación de la lógica del acontecimiento que ocurrió algo que las individualidades, no ha no hecho caso de este criteria— también dejar desatendido varios aspectos.

Para entender las fracciones que convergieron en el dictado de la constitución 1853, se ha distinguido dos aspectos que la historiografía convencional simplificó en la dicotomía entre el Federals del y los Unitarians . En un lado es necesario observar que el de clase superior tenía varias fracciones en equilibrio inestable: el burgués comercial del puerto, el burgués del ganado litoral Mesopotamia, las pequeñas capas burguesas de las ciudades de las provincias sin mar; y adentro él el otro lado, entender el proceso del &mdash económico y cultural de la integración del mundo; desde para entonces, 150 años antes del de uso común de la palabra, el problema del estado tenía ya la vista de la globalización en la virtud de la extensión del mercado mundial en el potencies&mdash económico europeo; hizo no implicado necesario, al igual que en la historia, el abandono completo de Argentina de la producción nacional, y por lo tanto de la modernización del país habría sido ocurrido sin la pérdida de la identidad nacional. Incluso si el ideal escrituras de s constitución de los 1853 y Alberdi de las 'que sirvieron como su base dependió en gran parte en el proyecto de integrar la Argentina a los procesos del mundo, el compromiso con el liberalismo económico no fue cifrado necesario en ellos.

El objetivo expresado del proyecto constitucional, como el de los proyectos políticos expuso brevemente antes y después de, era el de modernizar la nación; qué en un estado emergente significó poco más que creándolo. Las partes importantes de los pensadores nacionales consideraban que el proyecto de la modernización impuso una ruptura casi total con el colonial español más allá; desde el Esteban Echeverría al Sarmiento y al del de Generación '80, la búsqueda para la inserción de Argentina en el mundo moderno fueron basados en la importación de teorías, de prácticas e incluso de la gente. Tal ruptura exigió cierta clase de condiciones y de disposiciones; la complementación de los mercados europeos beneficiaría a los comerciantes del puerto y de las clases más altas, capaces de consumir las mercancías de lujo materiales y simbólicas que este comercio proporcionó, solamente de afectar a las clases rurales y más bajas, que fueron desplazadas si su fuente de sustention y el sistema productivo en los cuales los situaron. Enterado de esto, los líderes opuestos más programa de s de Rivadavia a “encubrieron la tarea de la formación del estado como “restauración” del estado que las reformas de Rivadavia habían roto: por lo tanto título de Rosas del " del ; Restaurador de Laws" que refirió no a las leyes positivas de la derecha de Indias, pero al derecho natural de los nacionales tradicionales. El problema de esta visión era la imposibilidad, durante mucho tiempo período de Rosas”, eficazmente de desarrollar el estado nacional; la restauración de la orden que en años pasados había disuelto, en confrontaciones sucesivas entre los caudillos y la hegemonía de la nueva metrópoli de Buenos Aires, dio lugar a la paralización del proceso de construir un estado. ¡ Cuando la sanción de la constitución rompió esa fase, y la búsqueda para introducir el nuevo sistema gubernamental, la materia vuelta con toda la agudeza. La posición de Buenos Aires resultó obvio desde el principio: rico principalmente debido a la renta de impuestos de la aduana, y con su clase productiva principal del bourgeoise comprometió con el intercambio del mercado con Europa, él apoyó la abertura sin restricción. El compromiso federal de las provincias permitió prever un diverso final, aún con la adopción de un régimen gubernamental basado fundamental en ideas extranjeras. La caída definida de la idea federal no sería originada en la constitución sino en la dimisión en la batalla de Pavón cuando los líderes de las fuerzas litoral Mesopotamia preferred para ensamblar el &mdash de los intereses comerciales; siendo ellos mismos gran holders&mdash del estado; algo que defendiendo la formación de un interno consumir el mercado. Alberdi, generalmente considerado liberal por revisionistas y por lo tanto un enemigo de los intereses, del Urquiza áspero criticado del país de su exilio, que dejó la estructura nacional en las manos de los porteños, y del inglete, que utilizó en los años de la guerra de la policía del contra las provincias; en esta acción el triunfo del liberalismo extremo del capital sobre el federalismo integrista del de las provincias del litoral. El inglete diplomático eliminaría la posibilidad de la resistencia de las provincias, haciendo tentativas de s de Hernández imposible Alberdi, Andrade y José 'de garantizar la unión; cuando debajo gobierno de s de Roca Argentino Julio de el 'la Argentina unificada hizo una realidad, estaba en el costo de la desaparición de la disposición social de las provincias y de su capacidad productiva. La forma federal de la constitución era durante los años de la Argentina moderna una coalición simple de las clases ilustradas en el país; no sería hasta que la inmigración produjera sus efectos y movilizara las masas contra la oligarquía que esta orden sería alterada.

¡

.

  • Zenithic
  • NRZ
    Random links:Jonatán Lowe | 1942 (juego video) | Tomás Zamoyski | Hahnenkamm, Kitzbühel | Comercio de Corea Sinhung

  • © 2007-2008 enciclopediaespana.com; article text available under the terms of GFDL, from en.wikipedia.org
    ="http://pagead2.googlesyndication.com/pagead/show_ads.js">